En el fútbol sanducero agreden al árbitro mercedario Matías Roa

El jugador pidió disculpas por lo sucedido rápidamente. Lo hizo primero con Roa, y luego a través de una carta pública
captura del resumen de Heroica Deportiva
El resumen televisivo de Heroica Deportiva


Según el reporte de diario El Telégrafo de Paysandú: Bella Vista le ganaba 1 a 0 a Litoral por la 8ª fecha del Torneo Apertura del fútbol sanducero de Primera División, cuando el partido fue suspendido por el árbitro Matías Roa tras ser agredido por el papal Elvis Prino.

Agrega la crónica del diario sanducero y se puede ver en el video de los colegas de "Heroica Deportiva": tras un córner para el local, la pelota salió del área visitante, llegó el pase para Prino que cayó ante la marca de un rival. El árbitro entendía que el jugador, que tenía amarilla desde minutos después de haber comenzado el partido, se había tirado y todo hacía indicar que le sacaría un nuevo cartón. Prino estaba en el suelo mientras compañeros y rivales rodeaban al juez del partido. El jugador se levantó, y cuando era llamado por Roa le pegó un durísimo cabezazo al colegiado, que cayó al piso y minutos después suspendería el partido. “A los 42 minutos suspendo el encuentro por agresión física hacia mi persona por parte del jugador Nº2, Elvis Prino. Ampliaremos por nota”, reza el formulario y recoge el Telégrafo.

Pidió disculpas: Elvis Prino pidió disculpas por lo sucedido rápidamente. Lo hizo primero con Roa, y luego a través de una carta pública. “Mediante la presente carta, y luego de haberme disculpado personalmente con quien debía, quiero y necesito ofrecer mis más sinceras disculpas públicas (al tratarse de un evento público) por lo sucedido en el partido de hoy. Principalmente al Sr. Matías Roa, pero también a mis compañeros, a la institución y a todos los espectadores del fútbol sanducero”, comienza la misiva. Prino aclara que “no es mi personalidad, no soy así, el fútbol no es así, pero muchas veces pasa que uno no puede controlar las emociones cuando se está jugando un partido, y realmente no supe controlarme”. Y sentencia: “No estoy tratando de justificarme porque soy consciente que no tiene justificación alguna. Sin intenciones de nada y estando totalmente arrepentido, ofrezco mis disculpas a todos los presentes”, expresó el jugador. 

(*) FUENTE: El Telégrafo.

220.uy

Portal de noticias: www.220.uy, periodismo digital y audiovisual, con toda la actualidad informativa.

Te puede interesar