220.UY | Tu Portal de Noticias 220.UY | Tu Portal de Noticias

Buscan concientizar sobre las leucemias y su impacto en la vida de los pacientes

Los nuevos tratamientos han cambiado la historia de estas patologías, y ahora los pacientes pueden recibir tratamientos menor agresivos que las tradicionales quimioterapias.

Salud Redacción 220.UY Redacción 220.UY

thumbnail_LEUCEMIAS IMAGENES



Existen varios tipos de leucemia, entre ellas la linfocítica crónica, la mieloide aguda y la mieloide Crónica. La Asociación Uruguaya de Leucemia y Afines busca concientizar sobre estas patologías y su impacto en los pacientes.

Según la Organización Mundial de la Salud, al menos un tercio de todos los casos de cáncer puede prevenirse con alimentación saludable, actividad física, evitando el tabaquismo y con una adecuada exposición al sol1. No obstante, muchos tipos de cáncer no son prevenibles, pero eso no significa que no haya nada por hacer. Las enfermedades oncohematológicas como las leucemias, linfomas y mielomas son menos frecuentes que el cáncer de mama, el de pulmón o el de cólon pero impactan en gran medida en la calidad de vida de los pacientes.

El diagnóstico de una enfermedad oncohematológica como la Leucemia Linfocítica Crónica, la mieloide aguda o la mieloide crónica puede ocasionar un verdadero shock emocional a una persona. Aparecen preguntas, inquietudes, sensaciones nuevas y cada uno reacciona de diferente manera. Las asociaciones y grupos de pacientes suelen ser de gran ayuda y soporte para enfrentar esta realidad.

La Asociación Uruguaya de Leucemia y Afines trabaja para mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familias, procurando el acceso a los tratamientos, así como también intercambiar información, dar apoyo emocional y práctico para pacientes y miembros de la familia.

Carmen Pose, integrante de la Asociación, contó su experiencia como paciente de Leucemia Mieloide Crónica y dijo que “en el momento del diagnóstico, te sentís en absoluta soledad y desbastada al enfrentar el diagnóstico de cáncer, sinónimo de muerte hace 25 años. Es algo intransferible que creo solo un paciente lo puede compartir con su igual”.

Agregó: “la Leucemia tenía muy mal pronóstico en 1994 cuando fui diagnosticada, hoy es totalmente diferente. Creo que lo más importante que tenemos que lograr los pacientes es la adherencia a los medicamentos y mantener estrictamente los tratamientos”.

Los nuevos tratamientos han cambiado la historia de estas patologías, y ahora los pacientes pueden recibir tratamientos menor agresivos que las tradicionales quimioterapias. La quimioterapia ha salvado vidas durante los últimos 70 años y es probable que lo siga haciendo durante más tiempo. Sin embargo, la ciencia ha ido obteniendo un conocimiento cada vez más profundo de los mecanismos que desencadenan los diversos tipos de cáncer, por lo que se fueron desarrollando medicamentos más modernos, más eficaces y menos tóxicos, con mejores resultados y más tolerables para los pacientes.

Los síntomas más comunes que pueden alertar la presencia de algún tipo de leucemia son: fiebre, sudoración nocturna, inflamación de los ganglios del cuello, axilas o ingle, fatiga persistente, picazón o sarpullido, infecciones frecuentes, dolor en las articulaciones, pérdida de peso, agrandamiento del vaso y falta de apetito. Si bien muchos de estos son síntomas que pueden referir a diversas enfermedades, si se siente alguna de estas irregularidades es propicio consultar al especialista.

¿Qué son las leucemias?

Las células sanguíneas son producidas por la médula ósea. A medida que se dividen y maduran, van transformándose en células sanguíneas de diferentes tipos2,3. Cuando una de las células que va a formar glóbulos blancos cambia y se convierte en una célula de leucemia, ya no madura normalmente. Generalmente, se divide más rápido de lo normal. Las células leucémicas no mueren cuando deberían hacerlo, sino que se acumulan en la médula ósea reemplazando a las normales. En algún momento, éstas salen de la médula ósea y entran al torrente sanguíneo, causando un aumento en el número de glóbulos blancos en la sangre.

Tipos de leucemia

Existen dos tipos principales de leucemias: agudas y crónicas. Éstas, a su vez, se subdividen en mieloide o linfoide. Las agudas, como la leucemia linfoblástica aguda o la Leucemia mieloide aguda, se caracterizan por una progresión rápida y descontrolada, afectando principalmente a las células primitivas o inmaduras, con acumulación de las mismas en la médula ósea y sangre periférica. Estas células inmaduras no pueden llevar a cabo sus funciones normales. Las leucemias agudas requieren un tratamiento de inmediato.

En las leucemias crónicas, como la leucemia mieloide crónica y leucemia linfocítica crónica, el crecimiento de las células es progresivo y más lento, permitiendo la proliferación de mayores cantidades de células más desarrolladas. En general, estas células más maduras pueden desempeñar algunas de sus funciones en forma normal.



Más noticias!

Lo más leído

Boletín de noticias