220.UY | Tu Portal de Noticias 220.UY | Tu Portal de Noticias

Empresarios desafían a las autoridades y realizan eventos a pesar de los anuncios de medidas severas

En torno a este preocupante tema, las autoridades vuelven a insistir en que las irregularidades pueden ser denunciadas por todos los canales oficiales habilitados.

Actualidad Redacción 220.UY Redacción 220.UY

4123434



Parece ser que la acción y la permanente mirada desafiante de parte de algunos empresarios (no todos por supuesto), porque hay quien actúan responsablemente como en todos los órdenes de la vida, vuelve a pararse frente a las autoridades departamentales que siguen observando que las fiestas llamadas clandestinas (violatorias de toda normativa), se siguen realizando tanto en Mercedes como en el departamento de Soriano. Para algunos de los responsables de esos eventos no alcanza con  saber de que sus locales, además de ser notificados por los reiterados incumplimientos, pueden ser multados económicamente, clausurados, y ellos, como personas, pueden hasta incluso ser llevadas al terreno judicial por los eventuales y reiterados desacatos. 
Está claro que esos empresarios defienden las fuentes laborales y los ingresos económicos que desde hace tiempo no generan como efecto de la pandemia del coronavirus, pero no se dan cuenta a su vez aumentan los riesgos para todos los integrantes de una sociedad, no importando la realidad sanitaria de nuestro país, más aún con la profundización de medidas que siguen adoptando las autoridades nacionales.

Pero la acción de desacato llega al punto, de que a quienes concurren a esos eventos les piden que no graben imágenes y no tomen o difundan ningún tipo de registro de la fiesta o baile al que asistieron. 

En torno a este preocupante tema, las autoridades vuelven a insistir en que las irregularidades pueden ser denunciadas por todos los canales oficiales habilitados, aunque hasta el momento la única medida que terminó con un comerciante condenado fue el hombre del bar de la localidad de Agraciada, notificado en reiteradas oportunidades por parte de la Policía. 

En resumen, unos empresarios o promotores de eventos respetan y otros se regalan, unos acatan y otros se aprovechan de las diferencias o desencuentros que muchas veces las autoridades tienen, con una "mojada de oreja" que se formula de manera constante.



Más noticias!

Lo más leído

Boletín de noticias